Fotografia

5 Consejos Para Que Tus Retratos Suban De Nivel

El retrato es una disciplina tremendamente popular y a través de la que muchas personas empiezan a cogerle el gustillo a esto de la fotografía.

Sin embargo, lograr una buena imagen de retrato no es algo fácil. O, al menos, no lo es si quien realiza la fotografía no sigue algunas pautas básicas. No solo se trata de conseguir que alguien pose. Para lograr bonitas fotografías de retrato hay que tener en cuenta algunos aspectos.

Por supuesto, hay auténticos maestros de la fotografía de retrato. Tampoco aspiro a convertirte solo con este artículo en un gurú del retrato, pero estoy seguro de que con estos 5 consejos tus próximas fotos de retrato mejorarán, créeme.

#1. El Objetivo Adecuado Te Ayudará a Marcar Diferencias Y Que Tu Sujeto Destaque

No es imprescindible contar con un objetivo concreto, de hecho, hay un amplio conjunto de objetivos que podrás emplear para tus fotografías de retrato. Pero es cierto que disponer de un objetivo apropiado para fotografía de retrato, te permitirá conseguir mejores resultados. De eso no hay duda.

Si dispones de un teleobjetivo luminoso, podrás reducir la cantidad de escena captada, así como  la profundidad de campo. Y eso, sin duda, te pondrá en bandeja el conseguir un mejor retrato. Sin distracciones en el fondo y permitiendo que el sujeto destaque.

Fotografía de retrato con un teleobjetivo luminoso

Retrato realizado con un teleobjetivo luminoso (Nikkor 85mm f/1.8) montado en una cámara de formato completo (Nikon D750). Parámetros de la toma:  f/1.8, 1/250 seg, ISO 100.

Podrás realizar fotografías de retrato con otro tipo de objetivos, incluso con objetivos de kit, pero los resultados que puedes conseguir con una lente específica para retrato harán posible que tus retratos den un salto de calidad.

#2. La Luz Es Fundamental Para Tu Retrato

La luz es el principal componente de la fotografía. Así que entender cómo se comporta, sus propiedades y saber adecuarla a tus necesidades resultará fundamental para lograr fantásticas fotos de retrato.

Aunque en función del tipo de retrato que busques puede que te interese utilizar otros tipos de luz. Normalmente, la luz cálida, suave e indirecta nos ofrece retratos más agradables y atractivos.

Retrato realizado al caer la tarde de un día de otoño. La luz es cálida, suave e indirecta, lo que ofrece un resultado muy delicado a la imagen.

A veces podrás modificar la luz, otras veces tendrás que esperar a realizar tus fotografías en momentos del día más apropiados. Pero en todo caso, será fundamental que aprendas a entender la luz y conseguir que juegue de tu lado.

#3. La Importancia De Elegir El Mejor Ángulo y Perspectiva

En función de la posición relativa del fotógrafo frente al sujeto, sabes que en fotografía se habla al menos de 5 tipos de ángulos de toma.

Generalmente, el ángulo normal es el más favorecedor, aunque existen situaciones en las que otro tipo de ángulo pueda ayudarnos a transmitir un mensaje concreto.

También es cierto que el ángulo normal abarca un abanico amplio de posiciones entre las que puedes jugar. Y para fotografiar desde ese ángulo, depende de la ubicación del sujeto y también de la altura de este.

Personalmente, si voy a fotografiar a niños, trato de ponerme a su altura e incluso me sitúo por debajo de sus ojos, para darles mayor seguridad. No es la posición más cómoda para el fotógrafo, pero lo que buscamos es la mejor foto, ¿no?

Retrato infantil

Retrato realizado desde a la altura de la mirada de las niñas, que eligieron una pose cariñosa y alegre de forma espontánea.

Cuando el sujeto no es un niño, suelo tender a fotografiar desde una altura ligeramente superior a la de los ojos del sujeto retratado, así logramos unos ojos algo más abiertos y también reducimos las posibles arrugas que puedan aparecer bajo la barbilla de sujetos con algún año más 🙂

En cuanto a la pose, procuro que haya cierta espontaneidad en el sujeto, pero si no, siempre llevo conmigo algunas poses de ejemplo para tratar de encontrar una que al sujeto le guste y con la que se encuentre cómodo.

#4. Edición Adecuada De Retrato

Es cierto que cuanto mejor sea la fotografía recién salida de tu cámara, mejor será el resultado final. Y que una mala fotografía es difícil arreglarla en el procesado. Pero también es verdad que una edición adecuada de tus retratos puede significar el que pasen de buenos retratos a retratos espectaculares.

Suavizado de piel, blanqueamiento de dientes, incremento de la intensidad del iris, eliminación de manchas o pequeñas imperfecciones en la piel, e incluso la impresionante técnica del dodge and burn podrán aportar ese toque diferencial a tus imágenes.

Retrato editado

Retrato sobre el que se ha realizado una leve edición para reducir las texturas, eliminar algunas imperfecciones de la piel de la modelo y desaturar la imagen para otorgar mayor suavidad al resultado final.

Muchas de estas técnicas no requieren un dominio excesivo de herramientas como Lightroom o Photoshop, así que no dejes de probar a aplicarlas. Conseguirás que tus imágenes se transformen en retratos dignos de un profesional.

#5. Recorta y Encuadra Para Realzar La Composición

Lo deseable es que la fotografía ya disponga del encuadre adecuado al salir de la cámara. Sin embargo, al igual que la edición, a veces un pequeño cambio de encuadre en el procesado de tus imágenes puede ayudarte a conseguir retratos mucho más adecuados.

Retrato recorte

Retrato encuadrado en fase de edición para hacer coincidir el ojo derecho del sujeto con uno de los puntos fuertes de la composición.

Para lograr mejorar el encuadre de tus fotografías, existen algunas reglas básicas que debes conocer: la regla de los tercios, la regla del horizonte, la regla de la mirada, la regla del movimiento…

¡Empieza A Ponerlos En Práctica!